f7be0dec 225x300 Cómo saber lo que quiero y desarrollar seguridad 

Si no sabes lo que quieres de verdad no puedes mejorar tu situación.

Durante el día vas a tener que tomar decisiones, y sobretodo cuando estás con otras personas uno tiende a centrarse en lo que querran los demás en vez de en lo que uno quiere.

Céntrate en lo que tu quieres todo el rato. Es lo mejor que puedes hacer.

Si dependes de los demás para actuar o para decidirte, estás siendo una carga para ellos. Encargate de lo que quieres y deja de ser un lastre.

Entiende que sólo tienes responsabilidad por ti mismo. En un principio, lo único que importa es responsabilizarte de tu propio bienestar.

Esto es muy importante porque no puedes actuar por los demás; nunca vas a saber lo que les conviene. Lo único que puedes saber es lo que te conviene a ti.

Igualmente nadie puede saber realmente lo que a ti te conviene, pues ellos no están viviendo tu vida, no sienten lo que tu sientes, no piensan como tu piensas y no sufren las consecuencias de tus acciones.

Cuando dependes de los demás para tomar tus decisiones, normalmente te aconsejarán según sus creencias, o incluso tratarán que hagas cosas que a ellos les beneficie más.

¡Deja de depender de los demás!

cuando lo haces estás comunicandote a ti y a los demás que no valoras tus propias decisiones, y que no sabes lo que quieres.

Toma tus propias decisiones y con el tiempo te darás cuenta de que empiezas a sentirte mejor.

Siempre que he tomado decisiones por mi mismo me he sentido bien, y a largo plazo siempre me he alegrado de haberlas tomado.

Empieza a valorar tus decisiones, manten el respeto por ti mismo.

Si dependes de los demás para que te digan si lo que haces está bien o mal, date cuenta de que ellos no tienen nada que decir acerca de tu vida.

Si has sido muy dependiente de la aprobacion de los demás en el pasado para decidir lo que quieres, tienes que romper este hábito.

Y este hábito se rompe empezando a darte cuenta de lo que quieres. Olvida lo que los demás quieren, eso no te importa en absoluto.

Piensa en lo que tu quieres y solamente tu.

No solo lo pienses, dilo en voz alta, diselo a los demás.

Estamos aprendiendo a ser como niños, sin prejuicios ni creencias, independientes de los demás.

Que se enteren de lo que tu quieres.

Toma las acciones necesarias para obtener eso que quieres. Es muy simple.

¿Por qué habrias de hacer felices a otras personas si tu mismo no eres feliz?

La única manera que tienes de hacer felices a otras personas es siendo feliz tu primero.

De otra manera estarías faltandote al respeto al pensar que tu felicidad no importa.

 

Etiquetado con:

Archivado en: Formación - Coaching

Te gustó esta entrada? Suscríbete a nuestro blog y recibe las nuevas publicaciones por email al instante!